Archivo del blog

martes, 6 de septiembre de 2011

perejil o cilantro

Este ha sido siempre un dilema a la hora de abrir el refrigerador o comprarlo en un centro comercial; los dos son tan parecidos que antes de saber las consecuencias catastróficas, creía que bien podría dar lo mismo utilizar uno u otro y nadie lo notaria… grave error.
 
Aunque estas dos hiervas aromáticas en realidad son algo así como parientes demasiado cercanos. Las dos tienen características aromáticas sumamente distintas y por lo tanto son utilizadas para alimentos muy diferentes en todo el mundo. Tan parecidas son estas dos plantas que en algunas ocasiones también es nombrado perejil árabe al cilantro (aunque también en algunos países lo conocen como coriandro y en lugar de utilizar las hojas cocinan con las semillas).

Para poder ver la diferencia entre estas dos plantas existen unas cuantas pistas para poder identificarlas, en especial ahora que en los centros comerciales han optado por quitar la señal más sencilla de todas, seguramente por estética. Pero las raíces del cilantro siempre sacaban del problema y ahora que se ha complicado el juego, tendremos que hacernos de algún otro truco.

Primero que nada el tono del perejil por lo general es mucho más intenso que el del cilantro aunque esta señal muchas veces pueda prestar más a la confusión en especial si las dos hierbas no son del todo frescas. En lo que también podemos fijarnos es en los tallos, el perejil tiene tallos mucho más gruesos y carnosos que el cilantro además de tener un aroma mucho más intenso que las hojas, razón por la que también estos tallos de perejil son muy buenos para aromatizar caldos.

Otra característica diferente entre ellos es que el cilantro es mucho más flexible en sus hojas y tallos a comparación del perejil, ya que es más fácil quebrar un tallo de perejil que uno de cilantro. Por último, la forma de las hojas es otro detalle visual en el que podemos encontrar la diferencia ya que las hojas de perejil son alargadas a veces mucho más grandes que las de cilantro y terminan en puntas mientras que el cilantro tiene una forma circular más clara y todas sus hojas parecen haber sido mordisqueadas dejando bordes mucho mas disparejos pero redondeados que en el perejil.

Si todo esto solo sirvió para empeorar la situación entonces optaremos por el aroma. Solo hace falta recordad el aroma característico de cada una y no habrá problema; algunas personas he visto que les ayuda mucho recordar platillos característicos de cada una, como por ejemplo que el cilantro es utilizado siempre para las salsas como la verde y en algunas ocasiones también para los chiles en vinagre. El perejil, por otro lado, es muy utilizado para adornar platillos o para aromatizar el caldo de las sopas de pasta.

En mi caso, al olerlos percibo el aroma del perejil mucho más suave que el del cilantro, con una fragancia casi perfumada y un toque terroso; pero todo lo contrario al comerlo ya que el perejil parece estallar en la boca con su aroma casi picante y fresco. Pero hablar de aromas puede resultar un poco traicionero, así que la mejor forma que tendrán para diferenciarlos y formar una idea clara de estos dos aromas será oliéndolos y probándolos ustedes mismos y además de lograr identificarlos podrán empezar a encontrarlos en los platillos que prueben.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada